REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

PODER JUDICIAL
TRIBUNAL SEGUNDO DE PRIMERA INSTANCIA DE SUSTANCIACIÓN, MEDIACIÓN Y EJECUCIÓN DEL TRABAJO DE LA CIRCUNSCRIPCIÓN JUDICIAL DEL ESTADO ANZOÁTEGUI
Barcelona, 9 de Agosto de dos mil Diez
200º y 151º

ASUNTO: BP02-L-2008-000965
DEMANDANTES: RICHARD PAYAGUA, MARCOS MARTÍNEZ, RAÚL PACHECO, MIGUEL RIVAS, JOSÉ RAMÓN MAZA, SERGIO PINEDA TORRES, JULIO ARTEAGA, MISAEL CHICA PACHECO y HENRY SEPÚLVEDA
DEMANDADO: I.C.M. PROYECTOS 2001, C.A.
MOTIVO: COBRO DE PRESTACIONES SOCIALES Y OTROS BENEFICIOS LABORALES.

Se contrae el presente asunto a Impugnación presentada inicialmente por la representación judicial de los actores de los siguientes hechos: 1) del escrito y consignación de cheques presentados por la contraparte en fechas 27 y 28 de Abril de 2010, interpuestas por la abogada en ejercicio JUDITH RIVERO, inscrita en el Inpreabogado bajo el Nro.45.815, de fecha 5 de Mayo de 2010, que riela a los folios 224 y 225, por cuanto a decir de la parte actora: “…por cuanto los mismos no forman parte del acuerdo transaccional celebrado entre las partes en fecha 16 de Abril de 2010, siendo completamente falso, temerario y fuera de todo orden público las pretensiones de la empresa; con el único ánimo de no cancelar las cantidades de dinero por concepto de prestaciones sociales ofrecidas y pactadas en la transacción judicial ut supra, …”, como consecuencia de la transacción judicial homologada por el Tribunal Primero de Primera Instancia de Juicio del Trabajo de esta Circunscripción Judicial, de la TERCERA PIEZA del expediente 2) Igualmente ratifica dicha Impugnación mediante escrito de fecha 11 de Mayo de 2010, escritos presentados por la accionada de fechas 27 y 28 de Abril de 2010, 5 y 6 de mayo de 2010 mediante los cuales consignan cheques y actuaciones totalmente opuestas a las expresamente convenidas por ambas partes conforme a la cláusula QUINTA del mencionado acuerdo, ya que la contraparte debió cancelar cada una de las cantidades dinerarias mediante la entrega de Cheque de Gerencia, transcurrido el lapso de 5 días acordado entre las partes; en la causa que por COBRO DE PRESTACIONES SOCIALES y OTROS BENEFICIOS LABORALES, incoara los ciudadanos RICHARD PAYAGUA, MARCOS MARTÍNEZ, RAÚL PACHECO, MIGUEL RIVAS, JOSÉ RAMÓN MAZA, SERGIO PINEDA TORRES, JULIO ARTEAGA, MISAEL CHICA PACHECO y HENRY SEPÚLVEDA, venezolanos, mayores de edad, titulares de las Cédulas de Identidad Nros. 14.765.358, 5.817.075, 16.429.666, 14.212.257, 8.240.842, 21.034.477, 7.150.823, 22.022.045 y Extranjero E-84.317.825, en contra de la empresa ICM PROYECTOS 2001, C.A., inscrita por ante el Registro Mercantil Tercero de la Circunscripción Judicial del Estado Anzoátegui, en fecha 14 de Diciembre de 2000, bajo el Nro. 48, tomo A-75. Vista igualmente la decisión el escrito transaccional presentado VOLUNTARIAMENTE por las partes por ante el Tribunal Primero de Primera Instancia de Juicio del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Anzoátegui, de fecha 16 de Abril de 2010, debidamente homologada en fecha 20 de Abril de 2010, donde entre otras cosas se expresa lo siguiente: “…Que las partes producto de la transacción, acordaron lo siguiente: “…y en el interés común de las partes precaver o evitar un litigio, procedimiento ya sea judicial o administrativo, juicio de toda índole o controversia, pendiente actual o futuro, con motivo del contrato y/ o relación de trabajo que existió entre ambos y su terminación, sin que ello signifique en modo alguno que el “EL EXPATRONO” acepte los argumentos de los “EXTRABAJADORES” y/o convenga en las indemnizaciones reclamadas.” Sigue indicando: “…las partes haciéndose recíprocas concesiones, conviene en fijar con carácter transaccional como monto definitivo que le pueda corresponder a “LOS EXTRABAJADORES” por causa de diferencia de Prestaciones Sociales y demás Beneficios Legales, Contractuales y Convencionales e Indemnizaciones Laborales..”, continúa: “…Que las cantidades antes señaladas incluyen todos y cada uno de los derechos, beneficios e indemnizaciones y diferencias existentes que le pertenecen a “LOS EXTRABAJADORES” con ocasión a la terminación de la relación de trabajo.” “Cantidades dinerarias las cuales comprenden el pago total y definitivo de lo causado por “LOS EXTRABAJADORES” en lo que respecta a los beneficios, derechos e indemnizaciones derivadas de la Ley Orgánica del Trabajo, de la Convención Colectiva Petrolera de PDVSA 2007-2009 y cualquier otra estipulación, convencional y/o contractual, que haya generado el “LOS EXTRABAJADORES” durante la vigencia del vínculo laboral.” “…pago que en este acto le efectúa “ EL EXPATRONO” a “LOS EXTRABAJADORES”, y el cual incluye el pago y las diferencias existente de los siguientes conceptos: Pago Ordenado y Acordado entre las Organizaciones Sindicales y la Beneficiaria de la Obra PETROCEDEÑO denominado Indemnización Unica sustitutiva de los Intereses de Mora (por diferencia de Prestaciones Sociales - según Cláusula 65 y numeral 11 Cláusula 69) Prestación de Antigüedad, Régimen de Indemnizaciones (Cláusula 9 de la Convención Colectiva de PDVSA 2007-2009), Vacaciones y Bono Vacacional (Ayuda Vacacional), Utilidades, Horas Extras Generadas, Diferencia de Salarios (Diarios, Semanales y Mensuales) ya sea Básico, Normal y/o Integral y su incidencia sobre las Prestaciones Sociales, así como el tiempo de viaje y Bono Nocturno, Días Feriados, Domingos Laborados, Descanso Legal, Contractual y/o Compensatorios (Art.89 del reglamento de la ley Orgánica del Trabajo y según Acuerdo Minuta de fecha 25 de Febrero de 2008 celebrada entre las Organizaciones Sindicales y la Beneficiaria de la Obra PETROCEDEÑO) y su incidencia sobre el Salario Normal para la base de calculo de las prestaciones sociales, Prima por Sistema de Trabajo y Prima por Jornada de Trabajo y sus incidencias sobre los Salarios, Prima Dominical, Beneficio de Alimentación (TEA), Comida por Extensión de Jornada, Transporte, Tiempo de Viaje, Trabajo en Guardia Diurna, Nocturna y/o Mixta, Indemnización Sustitutiva de los Intereses de Mora del artículo 92 de la Constitución de la República (Cláusula 65 y numeral 11 de la Cláusula 69 de la Convención Colectiva de PDVSA 2007-2009), Intereses sobre la Prestación de Antigüedad y Régimen de Indemnizaciones, así como Salarios Caídos generados e indemnización por Despido Injustificado estipulada en el artículo 125 de la Ley Orgánica del Trabajo, así como cualquier otro concepto que haya causado “LOS EXTRABAJADORES” y que se encuentre estipulado en la Ley Orgánica del Trabajo y/o en la Convención Colectiva Petrolera de PDVSA 2007-2009 y/o cualquier otra estipulación legal, convencional y/o contractual vigente..”
“…Las anteriores cantidades dinerarias (expresadas en la cláusula Cuarta) son el pago total, único, exclusivo y definitivo por concepto de diferencia de prestaciones sociales y demás beneficios laborales a los cuales dicen tener derecho “LOS EXTRABAJADORES”…”, “…Las sumas antes indicadas serán recibidas a la entera satisfacción de “LOS TRABAJADORES”, declarando estos: que cualquier reclamo existente y/o futuro será imputable a las cantidades que serán entregadas y que se acordaron por vía transaccional en este acto.””(cursiva utilizada por este Tribunal), con vista a lo antes expuesto, este Tribunal pasa a emitir las siguientes consideraciones:

I

Aduce la representación judicial de la parte actora, con fundamento a la Impugnación de fecha 5 de Mayo de 2010, del escrito y las consignaciones de cheques presentadas por la accionada en fecha 27 de Abril de 2010, por cuanto los mismos no forman parte del acuerdo transaccional celebrado entre las partes en fecha 16 de Abril de 2010, señalando que es falso, temerario y fuera de todo orden publico las pretensiones de la empresa, con el único animo de no cancelar las cantidades de dinero por concepto de Prestaciones Sociales ofrecidas y pactadas en la transacción judicial ut supra, debidamente homologada por el Tribunal Primero de Primera Instancia de Juicio del Trabajo de esta Circunscripción Judicial en fecha 20 de Abril de 2010, donde el Tribunal verifico: los términos del mencionado acuerdo de las partes, así como los requisitos previstos en el artículo 3 de la Ley Orgánica del Trabajo y artículos 10 y 11 del Reglamento de la mencionada Ley, para otorgarle la eficacia correspondiente, donde se describen cantidades ofrecidas a pagar a los demandantes por la demandada, cuyas cantidades serán entregadas dentro de los 5 días hábiles siguientes a la celebración del documento transaccional, mediante Cheques de Gerencia girados a cada uno de los extrabajadores, dejando claramente establecido: “…Las cantidades dinerarias son el pago total, único, exclusivo y definitivo por concepto de diferencia de prestaciones sociales y demás beneficios laborales, a los cuales dicen tener derechos los extrabajadores…”,

Las partes mediante la Transacción Judicial se obligaron a: “…Las sumas antes indicadas serán recibidas a la entera satisfacción de LOS EXTRABAJADORES, declarando estos: que cualquier reclamo existente y/o futuro será imputable a las cantidades que serán entregadas y que se acordaron por vía transaccional en este acto..”, la Jueza dejo constancia de que los demandantes actuaron a través de su apoderada judicial, cumpliendo con la garantía constitucional de asistencia debida en el proceso, como en la manifestación escrita del acuerdo, que actuó en nombre y representación de los demandantes, que las partes actuaron en forma voluntaria y libre de constreñimiento alguno, que el acuerdo escrito se encuentra debidamente circunstanciado en cuanto a la motivación de los hechos y derechos comprendidos, le otorga efectos como pasada en autoridad de COSA JUZGADA y se declara concluido el litigio judicial en forma definitiva, instando a las partes al cumplimiento de las obligaciones contraídas en el acuerdo. Asimismo, la representación de la parte actora mediante escrito de fecha 11 de Mayo de 2010, ratifica la impugnación de los escritos presentados en fechas 27 y 28 de Abril, los presentados en fecha 5 y 6 de Mayo de 2010, donde la accionada consigna Cheques de gerencia, conforme a lo pactado en la cláusula QUINTA del acuerdo transaccional en nombre de sus representados, donde señala que los apoderados de la parte patronal, lejos de cumplir con su obligación han manifestado una conducta contumaz ,institucional e ilegal, procediendo a consignar cheques y actuaciones totalmente opuestas a las expresamente convenidas por ambas partes.

Ahora bien, como quiera que la representación judicial de los demandantes presento escrito de IMPUGNACIÓN fechas 5 de Mayo de 2010 y ratificado en fecha 11 de Mayo de 2010, respectivamente, mediante la cual IMPUGNA los escritos, pagos y consignaciones de Prestaciones Sociales efectuadas por los apoderados judiciales de la demandada ICM PROYECTOS 2001, C.A., las mismas resultan extemporáneas, pues, ambos recursos fueron propuestos fuera del lapso de Ley, de conformidad con lo previsto en el artículo 429 y 298 del Código de Procedimiento Civil, ya que a partir del momento en que fue homologada la transacción el 20 de Abril de 2010 hasta el día en que la Apoderada Judicial de la parte actora consigna escrito de IMPUGNACIÓN de los escritos, pagos, consignación de Prestaciones y Cheques de gerencia en fecha 5 de Mayo de 2010, transcurrieron 10 días, y desde el momento en que la empresa demandada consigna el PRIMER escrito de consignación de cheque y consignación de prestaciones sociales aduciendo el cumplimiento de la obligación, en fecha 27 de Abril de 2010, acto que la Apoderada judicial de los demandantes ataca a través de la impugnación por tratarse de copias simples, hasta la fecha en que los demandantes atacan dicho escrito el día 5 de mayo de 2010, transcurrieron íntegramente 6 días, si se computa desde el acto jurídico que se impugna (la transacción Judicial y escrito de consignación de Prestaciones y Cheques de Gerencia), lo que hace concluir, que la representación judicial de los demandantes, debió atacar el acto jurídico de donde emana el acuerdo de voluntad de las partes (Transacción Judicial), que da origen al cumplimiento de las obligaciones pactadas, pidiendo consecuencialmente su nulidad, y no lo hizo, limitándose atacar el escrito y la consignación de cheques, por lo que se debe concluir que la IMPUGNACIÓN y la ratificación de la impugnación de los escritos de consignación de cheques realizada por la demandada resultan EXTEMPORÁNEAS. En consecuencias son IMPROCEDENTES la impugnación de las consignaciones de pago realizada por los actores por ser extemporánea. Y así se decide.

A su vez, señala la representación de la demandada que el acuerdo transaccional reflejaba cantidades dinerarias que se componían del concepto de Indemnización Única Sustitutiva de los Intereses de Mora mas la diferencia entre dicho monto y el monto acordado, que las cantidades dinerarias le fueron pagadas mediante cheque que su representada procedió a consignar por Prestaciones Sociales, que revisaron cada expediente de las consignaciones para solicitar los cheques, y pagar a cada uno de los extrabajadores, siendo que cada actor ya había retirado con antelación a retirar dichos cheques, haciendo efectivo el cobro de los mismos, considerando que su mandante cumplió con el acuerdo transaccional suscrito y homologado por el Tribunal Primero de Primera Instancia de Juicio del Trabajo del Estado Anzoátegui. Que la cláusula CUARTA del escrito de transacción judicial estipula lo siguiente: “…pago que en este acto le efectúa “”EL EXPATRONO“ A LOS ËX TRABAJADORES”, y el cual incluye el pago y las diferencias existentes de los siguientes conceptos: Pago Ordenado y Acordado entre las Organizaciones Sindicales y la Beneficiaria de la Obra PETROCEDEÑO denominado Indemnización Unica sustitutiva de los Intereses de Mora (por diferencia de Prestaciones Sociales - según Cláusula 65 y numeral 11 Cláusula 69).” Indemnización ésta que se incluye como parte de los conceptos acordados entre las partes en el acuerdo transaccional que cursa en autos y tal y como se desprende la de cláusula CUARTA, detallada en los escritos de consignación de Cheque realizados por la demandada en los diferentes Tribunales Laborales de este Circuito, evidencian que las cantidades dinerarias consignadas en autos más las cantidades ya retiradas y cobradas por los accionantes arrojan las cantidades dinerarias pactadas por los actores y la demandada fijadas en el acuerdo transaccional celebrado en el juicio. Por lo que de la lectura minuciosa y de la revisión de las actas procesales que realizo este Tribunal se evidencia que, los conceptos contenidos en la transacción suscrita por las partes de fecha 16/04/2010 y homologada el 20/04/2010 por el Juzgado Primero de Primera Instancia de Juicio del Trabajo de esta Circunscripción Judicial, fueron pagados a los actores a través de las consignación de Prestaciones Sociales mas las cantidades dinerarias generadas en Cheque de gerencia a cada uno de los extrabajadores, que realizó la accionada, que se componen: 1) del Pago de la Indemnización Unica sustitutiva de los Intereses de Mora (por diferencia de Prestaciones Sociales - según Cláusula 65 y numeral 11 Cláusula 69 de la Convención Colectiva PDVSA 2007-2009), (descritos de forma pormenorizada en la cláusula CUARTA en el inicio y final del folio 9), 2) mas las diferencias de Prestaciones Sociales y demás beneficios Legales, contractuales y Convencionales e Indemnizaciones Laborales por los conceptos descritos en la transacción suscrita y celebrada por las partes en la cláusula en comento, tales conceptos son idénticos en cuanto a su objeto, a las personas involucradas y los conceptos descritos en la transacción, en consecuencia a criterio de esta Juzgadora con el pago efectuado por la demandada ICM PROYECTOS 2001, C.A., contenidos en el expediente, se dio estricto cumplimiento a la obligación de los pagos derivada de la transacción y acordadas por las partes, para de esta manera aplicar el Debido Proceso, el Derecho a la Defensa y a la Tutela Judicial Efectiva de las partes consagrada en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, tal como lo establece la cláusula CUARTA del referido documento, en consecuencia se declara IMPROCEDENTE de la Ejecución Voluntaria solicitada por la representación judicial de los accionantes por las razones ya esgrimidas. Y así se decide.

II

Esta decisión se toma con absoluta conciencia que todos los Tribunales de Justicia pertenecientes al Poder Judicial de la República Bolivariana de Venezuela, en especial la jurisdicción laboral y por ende los Tribunales de Sustanciación, Mediación y Ejecución de la Circunscripción Judicial del Estado Anzoátegui, tienen la obligación de garantizar el cumplimiento en todos los actos de los respectivos procesos que ante ellos se ventilan, tanto de los Principios y Garantías Constitucionales establecidos en los artículos 26, 49, 89 y 257, de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, como de los Principios Procesales Laborales, contenidos en los artículos 1 al 11 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, para de esa forma garantizar la transparencia de los procesos y la aplicación de la Justicia.

En este orden de ideas, el artículo 429 del Código de Procedimiento Civil, expresa lo siguiente:

“ARTICULO 429: “…Los Instrumentos públicos y los privados, reconocidos o tenidos legalmente por reconocidos, podrán reducirse en juicio originales o en copias cerificadas expedida por funcionarios competentes con arreglo a las leyes.
Las copias o reproducciones fotográficas, fotostáticas o por cualquier otro medio mecánico claramente inteligible, de estos instrumentos, se tendrán como fidedignas si no fueren impugnadas por el adversario, ya en la contestación de la demanda, si han sido producidas con el libelo, ya dentro de los cinco días siguientes, si han sido producidas con la contestación o en el lapso de promoción de pruebas. Las copias de esta especie producidas en cualquier otra oportunidad, no tendrán ningún valor probatorio si no son aceptadas expresamente por la otra parte.
La parte que quiera servirse de la copia impugnada, podrá solicitar su cotejo con el original o a falta de éste con una copia certificada expedida con anterioridad a aquella. El Cotejo se efectuará mediante inspección ocular o mediante uno o más peritos que designe el Juez, a costa de la parte solicitante. Nada de esto obstará para que la parte produzca y haga valer el original del instrumento o copia certificada del mismo si lo prefiere…” (cursivas , negrillas y subrayado del Tribunal).

En efecto, es importante destacar el hecho que la norma ut supra transcrita, permite que las partes en el proceso tengan la oportunidad de hacer uso de los medios de impugnación tales como: La Impugnación de las Copias o reproducciones de instrumentos, La Tacha (del contenido, de la firma o de ambos) de los Instrumentos Públicos, la cual puede efectuarse en Vía Principal o mediante Incidencia procesal y el Desconocimiento de los Instrumentos Privados, cuya prueba fundamental es el Cotejo de los mismos. No obstante, plantea la norma procesal en comento, los supuestos a partir de los cuales comienza a transcurrir el lapso para que la parte haga uso de la impugnación para atacar los documentos descritos en el contenido de la norma citada: “…desde la contestación de la demanda, si han sido producidas con el libelo…”, “…ya dentro de los cinco días siguientes, si han sido producidas con la contestación o en el lapso de promoción de pruebas.”, lo que quiere decir que el momento para ejercer este recurso nace a partir del instante en que se produce el acto jurídico objeto de impugnación, en el caso en concreto, dentro de los 5 días hábiles siguientes a ese acto; vale decir, desde la fecha en que se homologó la transacción judicial celebrada por las partes, es decir, desde el día 20 de Abril de 2010, que el artículo 429 del Código de Procedimiento Civil, es claro al señalar el momento para ejercer este recurso; y la representación judicial de la parte actora no lo hizo dentro del lapso establecido. Y así se declara.

De modo pues que, en el presente caso, suscrita y homologada la transacción judicial ante el Juzgado Primero de Primera Instancia de Juicio del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Anzoátegui en fecha 20 de Abril de 2010 en la causa signada con el No. BP02-L-2008-000965, en el Juicio que por COBRO DE PRESTACIONES SOCIALES y OTROS BENEFICIOS LABORALES, interpusieren los ciudadanos RICHARD PAYAGUA, MARCOS MARTÍNEZ, RAÚL PACHECO, MIGUEL RIVAS, JOSÉ RAMÓN MAZA, SERGIO PINEDA TORRES, JULIO ARTEAGA, MISAEL CHICA PACHECO y HENRY SEPÚLVEDA, venezolanos, mayores de edad, titulares de las Cédulas de Identidad Nº Nros. 14.765.358, 5.817.075, 16.429.666, 14.212.257, 8.240.842, 21.034.477, 7.150.823, 22.022.045 y Extranjero E-84.317.825, en contra de la empresa ICM PROYECTOS 2001, C.A., inscrita por ante el Registro Mercantil Tercero de la Circunscripción Judicial del Estado Anzoátegui, en fecha 14 de Diciembre de 2000, bajo el Nro. 48, tomo A-75., y posteriormente haber sido IMPUGNADA la misma, por la representación de la parte actora, en fecha 05 de Mayo de 2010, ratificada en fecha 11 de Mayo de 2010, por haber considerado los pagos efectuados por la demandada, contrarios a los acuerdos y opuestas a las expresamente convenidas por ambas partes, lo procedente legalmente es que este Tribunal de conformidad con lo estipulado en el artículo 429 del Código de Procedimiento Civil, aplicable por remisión expresa del artículo 11 de la Ley Orgánica Procesal del Trabajo, declare: 1) IMPROCEDENTE la Impugnación de las consignaciones realizadas por la accionada por haberse interpuesto fuera del lapso de Ley, 2) IMPROCEDENTE la Ejecución Voluntaria, por haberse efectuado los pagos pendientes objeto de la Transacción Judicial, en consecuencia se dio cumplimiento a los acuerdo establecido en dicha transacción. Y así se declara.

III

En fuerza de las consideraciones anteriores, este Juzgado Segundo de Primera Instancia de Sustanciación, Mediación y Ejecución del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Anzoátegui, en nombre de la República Bolivariana de Venezuela y por autoridad de la Ley, declara: 1) IMPROCEDENTE la Impugnación de las consignaciones realizadas por la accionada por haberse interpuesto fuera del lapso de Ley, 2) IMPROCEDENTE la Ejecución Voluntaria, por haberse efectuado los pagos pendientes objeto de la Transacción Judicial, en consecuencia se dio cumplimiento a los acuerdo establecido en dicha transacción, Así expresamente se decide. Publíquese, regístrese y déjese copia certificada de la anterior decisión. Dada, firmada y sellada, en la sala de Despacho del Juzgado Segundo de Primera Instancia de Sustanciación, Mediación y Ejecución del Trabajo de la Circunscripción Judicial del Estado Anzoátegui, a los 9 días del mes de Agosto del 2010. Años 200° de la Independencia y 151° de la Federación.
La Jueza Titular,



Abg. YISSEIN LÓPEZ
La Secretaria Acc.,


Abg. MILAGROS RAMIREZ
En esta misma fecha, siendo las 2:40 p.m., se cumplió con lo ordenado en la anterior decisión. Conste. La Secretaria Acc.,

Abg. MILAGROS RAMÍREZ
“2006, AÑO BICENTENARIO DEL JURAMENTO DEL GENERALISIMO FRANCISCO DE MIRANDA Y DE LA PARTICIPACIÓN PROTAGONICA Y DEL PODER POPULAR”